mientras pueda pensarteMientras pueda pensarte, Inma Chacón

Un escalofriante relato sobre el mercadeo de bebés en España; la especulación con niños que se elegían como en la frutería, según las preferencias del comprador.

Carlos, un ejecutivo de éxito, arrastra toda su vida una sensación de vacío e incertidumbre que intenta obviar, centrándose en su carrera, sus conquistas y sus posesiones materiales. Pero es difícil darle la espalda a la intuición…

«No hay sufrimiento más insoportable que el que produce la duda, esa alimaña que le clava los dientes a su presa y se ensaña con ella cerrando la mandíbula y apretando con fuerza para no soltarla.»

Por su parte, María Dolores, lleva cuarenta años sufriendo la pérdida de su hijo. Algo en su interior le dice que sigue vivo y que no murió a las pocas horas de nacer como le contaron. Y es que muchas de las reacciones y emociones de la novela responden a instintos animales. Particularmente perturbadora y magistralmente descrita es la escena de la madre amamantando al bebé; ciertamente, «nadie que no hubiera sentido la boca de un recién nacido obedeciendo a su instinto podría explicar lo que ella sentía

Inma Chacón compone un patchwork con los diferentes puntos de vista y emociones de los afectados por el «robo de niños»: distintos matices y texturas, el anverso y el reverso de la misma moneda.

La narración a través de los distintos personajes y los continuos saltos en la línea temporal, te mantienen en alerta para no perder detalle de cómo sucedieron los acontecimientos. Un toque de misterio añadido le aporta un plus a una historia que, a priori podría parecer lacrimógena, pero que se aleja de ese recurso fácil creando una trama actual e interesante.

Termino esta reseña con los preciosos versos de Ángel Campos Pámpano con los que comienza el libro, y que desde luego constituyen la esencia de esta historia:

Mientras pueda pensarte

no habrá olvido.

Más novelas sobre «niños robados» en Novelas adoptivas.