Portadas de libros con errores

Dar con la portada perfecta para un libro es un todo un arte, no cabe duda. Sin embargo, hoy solo vamos a ilustrar la regla que, a mi juicio, es primordial a la hora de hacerlo: no equivocarse. Y no me refiero a errores del tipo: “bueno, esa imagen no dice mucho”, “esa combinación de colores no fue la más acertada”, “la tipografía no es la ideal” o “es un poco sosa”… No, me refiero, literalmente a “no equivocarse”. Veamos seis ejemplos que hablan por sí solos…

Grandes errores cometidos en las cubiertas de los libros

Réquiem “para” un campesino

En este caso, se trata de una errata en el título. Como podemos ver en la primera imagen, en esa edición de 1971 le cambiaron la preposición al pobre campesino.

Error en el título de la novela de Ramón J. Sénder

 

Ramón “sin J” Sender

Si a Sender le cambiaron el título en el caso anterior,  en esta portada, al pobre, le escamotearon la “J”. Tal vez se trataba de una confabulación contra el autor ya que, curiosamente, en los dos casos se trataba de la editorial “Editores Mexicanos Unidos”.

Errata cometida con el nombre del escritor

 

¿Los? Cuerpos presentes

A la izquierda, la primera edición de la novela de Carlos Gorostiza (1981), con contenido extra: el artículo en el título está de más. El error fue subsanado en la segunda edición.

Errata en el título de la novela de Carlos Gorostiza

 

¿Dónde cambia el nombre de la ciudad?

De nuevo, una errata en el título: en la primera imagen vemos Donde la ciudad cambia “de” nombre en lugar de “su”.

En la primera edición confundieron de por su

 

¿Android o Iphone?

En este caso el error se encuentra en la imagen, y no es baladí: en la primera edición de El gran libro de Android, la fotografía del teléfono móvil corresponde a un Iphone. La editorial subsanó el error en la segunda edición.

La portada de la primera edición confundió un Iphone con un Android

 

Modern Family, modelo de familia tradicional

La historia de esta portada es mi favorita. Se trata de un libro electrónico sobre educación fundamentalista en la familia, escrito por un predicador evangelista antigay. El autor buscó en Google una imagen para la portada, y eligió sin saberlo una de Modern Family, serie a la que él mismo había denominado como “perversa” por contar con una pareja gay. El libro fue retirado de Amazon.com por no respetar los derechos de imagen.

Portada utilizada por un predicador evangelista antigay