Portadas buscando a su media naranja

A veces, al ver una portada, nos recuerda a otra similar o, en otros casos, nos parece que es la media naranja de otra cubierta. Es el caso de las portadas que podemos ver a continuación, que me parecieron que se complementaban de forma ideal:

Tras el deshielo…

El problema de una portada tan perecedera (¡a quién se le ocurre poner dos cubitos de hielo!), es que puede acabar convertida en un oscuro charco.

Dos mejor que uno, la portada que complementa a Charco negro
Charco negro, la pareja de Dos mejor que uno

 

Portada desplumada

Al culpable del desplumamiento del pobre pollo lo encontramos en la segunda portada…

Portada con el pobre pollo desplumado
The resurrectionist, portada que complementa a Clown girl

 

Las dos caras de la misma portada

Estas dos chicas combinan bastante bien…

Portada complementaria Eclipse
Portada que complementa a Eclipse

…aunque el resultado da un poquito de repelús, la verdad, muy a tono con la temática de las novelas:

Resultado de unir dos portadas: Eclipse y Shadow kiss

 

 

¡Cierren esa ventana!

Pues me temo que no es una corriente, sino el mismísimo Katrina el responsable de que se vuelen los poemas de la primera portada…

Portada complementaria de I survived
Portada que complementa a Poetas después del 11S

 

Sin ti no soy nada

Aquí, mejor que en ningún caso, podemos asegurar que el sacapuntas ha sudado sangre para dejar la portada de Murakami en perfectas condiciones…

abzurdah2
Portada de Murakami que complementa a Abzurdah

 

Alguien nos observa

¿Quién está espiando lo que sucede en la novela de Arne Dahl? Ah, Elena Poniatowska.

Misterioso, la portada que complementa a El universo o nada
Portada complementaria de Misterioso

 

Títulos antónimos

En este caso, no solo los títulos son antónimos; curiosamente, la primera novela trata de problemas alimenticios, mientras que la segunda, es la historia de un cocinero.

Frío, portada complementaria de Calor
Calor, la portada que es media naranja de Frío

 

¡No digas palabrotas!

Si pones una palabra malsonante en el título de tu novela, corres el riesgo de que huyan volando los figurantes…

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, es la media naranja de El dios de Darwin
el dios de darwin

 

Sofá para dos

Eloy Moreno y Lof you comparten un sofá rojo para las portadas de sus novelas.

Llévame contigo, la otra mitad de Lo que encontré bajo el sofá
Lo que encontré bajo el sofá, la media naranja de Llévame contigo