intemperie

Intemperie. Jesús Carrasco

¡Menudo debut literario el de Jesús Carrasco! ¡Qué sed y qué hambre he pasado leyendo esta novela!

Su primera obra versa acerca de un niño que escapa de su casa y de los avatares de su huida. Está ambientada en una tiempo y lugar indeterminado de la «España profunda» de los años 30 ó 40 del siglo pasado.

Creo que es una novela redonda; no le sobra ni le falta nada. Tiene las palabras precisas, justo en la difícil línea que separa el límite donde decir más sería grotesco y menos, superficial. Y sin embargo es de una dureza brutal y de una delicadeza conmovedora, sin caer en la cursilería.

Los personajes están perfilados de manera muy humana, con sus bajezas y sus noblezas. En fin, son muy honestos. Me gusta especialmente que le haya devuelto al niño esa madurez que tienen -o tenían antiguamente- y que nos hemos empeñado en retrasar o negar actualmente.

La medida de las descripciones también es la necesaria, suficiente para formarte una representación sin caer en el tedio de largas explicaciones. Especialmente buena la sensación de asfixia producto de la sequía.

Me ha mantenido en vilo prácticamente desde el principio y, sobre todo, me ha conmovido muchísimo. El sutil vínculo que va estableciendo entre los personajes me parece maravilloso. Además me gustan esos tintes de Delibes que destila, la verdad…

Una magnífica ópera prima.