el pais imaginadoEl país imaginado. Eduardo Berti

Es éste uno de esos libros «bonitos» de leer, en los que incluso el contenido es secundario, cuando está narrado de una manera tan deliciosa.

El marco escénico es la China previa al conflicto con los japoneses, donde todavía las tradiciones y las creencias juegan un papel importante en las relaciones familiares.

En ese contexto, la protagonista nos narra los recuerdos de su juventud, el paso de la adolescencia a la madurez. Con reflexiones sinceras y alejadas de artificios, nos cuenta sus primeras pérdidas, su primer enamoramiento, sus primeras decepciones…

El país imaginado, es una preciosa manera de referirse a la muerte, es «el país que nunca dejamos de imaginar porque no tenemos de él ninguna imagen real». Esta mágia está entretejida en toda la novela, llena de fábulas antiguas y escenas maravillosas, como el lago lleno de pájaros de colores, o fantasmas que acuden en sueños y guían el camino de sus seres queridos.

Su lectura es un sueño…