Crítica del libro de Haruki MurakamiDe qué hablo cuando hablo de correr. Haruki Murakami

Según el propio autor: «este libro es algo así como unas «memorias». Sería exagerado llamarlo autobiografía, pero se me hace muy difícil calificarlo sólo de ensayo«.

Efectivamente, son reflexiones que giran en torno al hecho de correr. Se aleja totalmente de los libros de métodos y planes de entrenamiento; no tiene que ver con el proceso mecánico, si no con el anímico.

Está escrito de una manera muy natural, según fluyen las ideas a su cabeza. Traza un recorrido sobre cómo la costumbre de correr ha ido fortaleciendo su cuerpo y su espíritu. A la vez, establece un paralelismo entre la carrera de fondo y su profesión de novelista: «Ir consumiéndose a uno mismo (…) es la esencia del correr y, al mismo tiempo, una metáfora del vivir (y, para mí, también del escribir).»

Es capaz de convertir en palabras las sensaciones que experimenta un corredor: la «tristeza del corredor», los pensamientos que acuden a la cabeza cuando uno corre, la desmoralización cuando no se alcanzan los objetivos deseados, el afán de superación…  Me parece increíble, porque a veces son emociones tan difusas que difícilmente se pueden explicar. Me gustó especialmente cuando describe la sensación metafísica de «serena e inmensa» felicidad que le sobreviene en ocasiones; ¡eso, justamente, me ha ocurrido a mí!

¿Hay que ser corredor para leer este libro? Tal vez. Pero aborda cuestiones tan universales como la voluntad, la tenacidad, la aceptación personal o el fracaso con mucho sentido común, y con mucha humildad. A mí me ha suscitado la curiosidad por leer otros títulos de este autor, al que todavía no conocía.

A partir de ahora, a quien me pregunte por qué corro, le diré: ¡lee a Murakami, que lo explica mucho mejor que yo!

 

Pincha aquí para comprar en Amazon

 

Más novelas sobre corredores aquí.