las poseídasLas poseídas, Betina González

Esta es una de esas novelas en las que la sinopsis es totalmente anecdótica. Con ello no pretendo desdeñar el libro, si no todo lo contrario; es una prosa tan magnífica, que me daría igual que me narrara las fluctuaciones de la prima de riesgo: la disfrutaría igual.

Si dijera que es la historia de unas adolescentes en un colegio católico femenino, no estaría faltando a la verdad, pero la novela es mucho más que eso. Nos habla del peso que algunos acontecimientos tienen en nuestra vida, como acelerantes del proceso de maduración.

En este caso el acelerante es la llegada de Felisa, una nueva alumna que no casa con ninguno de los estereotipos establecidos en ese pequeño universo que es la escuela, donde existen jerarquías inmutables durante décadas. Esta chica con problemas -que dirían unos-, o problemática, -como dirían otros-, es el catalizador para la transformación de María de la Cruz, López para el resto de sus compañeras, que tampoco consigue adaptarse a ningún rol: «El silencio y los libros me habían hecho ganar cierta inmunidad no exenta de desprecio. Una especie de derecho a la invisibilidad, como el de los sirvientes».

López nos hace un relato en primera persona, duro con su entorno y también con ella misma. Una narración rica, compleja y llena de matices pero sin afectación, que se deleita en los detalles, y trasciende el argumento. Perfecta para disrutar de literatura estética.

Pincha aquí para comprar en Amazon

Si te interesan las novelas de temática escolar, aquí tienes una buena selección.