Opinión del libro de Paloma BravoLa piel de Mica, Paloma Bravo

La piel de Mica es un libro singular, que me ha conducido por una senda de emociones diversas. Con este libro ríes, recuerdas, añoras, lloras…

Ha resultado muy fácil sentir empatía por esta mujer, cercana a los cuarenta, que a modo de extraño currículum vítae nos va contando quién es y cómo es su vida.

El punto de partida es la muerte de su madre y su reciente despido. Comienza así a desgranar su historia, que es la historia de muchas mujeres hoy en día: problemas laborales, dificultades de pareja, crisis de identidad, inseguridad…

Detrás de una coraza de dureza, que se vistió cuando  perdió a su padre con catorce años, Mica tiene miedo de no saber querer, de no poder corresponder al amor, y se entrega a los hombres que la eligen «por el puro agradecimiento de haber sido elegida». Brillante en su trabajo, en el que se refugia para huir de su vida personal, y lúcida para elegir sus amistades, Mica es una mujer contradictoria, siempre buscándose a sí misma porque cada vez que se encuentra no le gusta lo que ve.

Los diálogos me parecieron muy veraces, y el estilo y la temática actuales. Resulta una lectura muy dinámica. Contiene una importante crítica de las estructuras políticas, sociales y laborales en las que nos sustentamos, pero es, sobre todo, un bonito elogio de la amistad y del derecho de «autodeterminación» personal.

 

Quizás te interese: Recopilación de novelas sobre acoso en el trabajo.